Logo Identis

Avda. María Cristina 10-12

Junto a Plaza del Ayuntamiento
46001, Valencia, España
[email protected]
963 923 919 / 619 765 723

Horario:
Lunes – Viernes: 09:00 h. – 20:00 h.
Sábados: 09:00 h. – 13:00 h.


Responsable de los datos: Clínica Dental Mª Cristina, SL. Finalidad de los datos: Envío de newsletter con noticias y ofertas. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Mailchimp®. Derechos: En cualquier momento podrá desuscribirse de nuestra base de datos haciendo clic en el botón "Darme de baja" ubicado al pie de cada newsletter.

Salud dental en el embarazo

  /  Salud dental   /  Salud dental en el embarazo
Salud dental en el embarazo

El embarazo es un proceso acompañado de cambios hormonales a lo largo de sus 9 meses de duración. Estos cambios hormonales pueden tener algunos efectos en la salud dental en el embarazo que debemos anticipar y tener en cuenta.

EL 70% de las embarazadas padece alguna forma de enfermedad periodontal (también conocida como piorrea o enfermedad de las encías) ya sea en estadios iniciales o avanzados. Esto se debe, fundamentalmente, a los cambios hormonales que experimenta el organismo de las embarazadas; cambios que pueden provocar una mayor sensibilidad de las encías a la placa dental, esa película blanco-amarillenta que se adhiere a la superficie de los dientes y que es una de las principales causantes de la inflamación y sangrado de las encías.

Las investigaciones más recientes indican que la presencia de la enfermedad periodontal en la madre podría ser un factor desencadenante esencial en un elevado porcentaje de los partos prematuros. Otro riesgo que se incrementa durante el periodo de gestación es el de padecer caries, pues la embarazada vomita con mayor frecuencia, esto hace que los ácidos del estómago lleguen hasta la boca y erosionen el esmalte dental, principal barrera protectora del diente. Durante el embarazo, debido a los antojos, es más frecuente consumir dulces, golosinas y alimentos ricos en azúcares.

Por todo ello, si está embarazada o ya lo tiene previsto, es importante que practique una adecuada higiene bucodental, cepillándose los dientes después de cada comida y usando hilo dental o los cepillos interproximales al menos una vez al día. Estos hábitos, unidos a una dieta saludable y equilibrada combinados con visitas periódicas a su dentista, contribuirán a prevenir la aparición de problemas dentales.

Además, si usted tiene algún síntoma como las encías sensibles, hinchadas, le sangran al cepillarse los dientes o al hacer la limpieza interdental; no puede eliminar el mal aliento o el mal sabor de la boca acuda a su dentista para que le realice una revisión.

Señales y síntomas de una mala salud dental en el embarazo

  • Mal aliento
  • Encías que duelen al tocarlas o que sangran al cepillarse los dientes
  • Dientes flojos
  • Llagas, bultos u otros tumores en la boca
  • Encías rojas o de color rojizo violáceo
  • Encías brillantes, dolorosas o inflamadas
  • Dolor de diente u otro dolor

Llame a su dentista si tiene alguna de esas señales o síntomas de la salud dental en el embarazo que mencionamos.

1- Las nauseas, vómitos y la xerostomía fisiológica son comunes durante el embarazo y pueden provocar caries dental

Las nauseas y vómitos son muy comunes durante el embarazo, suelen estar limitados al primer trimestre del embarazo y pueden llevar a una importante erosión del esmalte dentario.

Los cambios en la composición de la saliva durante el final del embarazo y la lactancia pueden predisponer temporalmente a la erosión y a la caries dental.

La Xerostomía (Síndrome de la boca seca) puede darse también durante el embarazo, siendo su principal causa los cambios hormonales así como determinada medicación (antiespasmódicos, antidepresivos, antihistamínicos).

2- La gingivitis del embarazo y el tumor del embarazo

La gingivitis del embarazo es la condición clínica más frecuente apareciendo en el 60-75% de las mujeres, ocurre generalmente entre el tercer y octavo mes de embarazo y suele desaparecer después del parto. Se debe a un cúmulo de placa bacteriana y a los cambios vasculares y hormonales que acompañan al embarazo. Podéis observar una encía enrojecida, inflamada y sangrante. Junto a estos cambios gingivales puede aparecer una tumoración benigna denominada “tumor de embarazo” o “granuloma de embarazo”. Suele localizarse en una zona con gingivitis y crece rápidamente. Está invariablemente asociado a una pobre higiene oral. Suele regresar espontáneamente después del parto. La movilidad dentaria generalizada está asociada al grado de enfermedad gingival así como a los cambios minerales en la lamina dura.

Esos tumores no son cáncer. Son bultos que se forman en las encías inflamadas, por lo general entre los dientes. Esto puede causar sangrado. Los tumores pueden surgir por tener demasiada placa (bacteria pegajosa que se forma en los dientes). Los tumores del embarazo suelen desaparecer solos. Pero quizás se los deba sacar con cirugía en algún momento después de tener al bebé.

3- Enfermedad periodontal y embarazo

Porque se ha demostrado segura y efectiva en reducir los signos periodontales y los patógenos, la buena práctica sugiere que los cuidados periodontales deben ser suministrados durante el embarazo.

4- La transmisión de bacterias cariogénicas

La adquisición precoz del S. mutans por parte del recién nacido es la clave par explicar la historia natural de la caries temprana de la infancia. Previniendo o retrasando esta infección primaria por S. mutans, se reduce el riesgo de caries futuras.

5- La prevención

El objetivo más importante en la mujer embarazada es el establecimiento de un medio ambiente oral sano. Esto se obtiene con autocuidados para controlar el biofilm (cepillado, seda dental, flúor y agentes antisépticos) y con profilaxis profesional que incluya remoción de sarro supra y subgingival.

¿Cómo podemos prevenir los problemas de la salud dental en el embarazo?

Éstas son formas en que puede contribuir a mantener sus dientes y encías sanos:

  • Cepíllese los dientes con un dentífrico con flúor y use el hilo dental todos los días. Cepíllese con un cepillo de cerdas suaves dos veces por día. Use el hilo dental una vez por día para limpiarse entre los dientes. El cepillado y uso frecuente del hilo dental alrededor de la línea de las encías puede quitar la placa y prevenir las caries.
  • Si las náuseas del embarazo la hacen sentir demasiado mal para cepillarse los dientes, enjuáguese la boca con agua o enjuague bucal. Si vomita, enjuáguese la boca con agua para quitar el ácido.
  • Visite a su dentista para hacerse un chequeo dental cada 6 meses incluso durante el embarazo.
  • Coma alimentos nutritivos. La alimentación sana le brinda importantes nutrientes a usted y a su bebé en crecimiento. Los dientes de su bebé comienzan a desarrollarse entre los 3 y 6 meses de embarazo. Los nutrientes, como calcio, proteína y vitaminas A, C y D, ayudan a los dientes de su bebé a crecer sanos.
  • Limite los dulces. Ingerir demasiados alimentos o bebidas dulces puede dar lugar a las caries dentales. En lugar de dulces, beba agua y escoja alimentos sanos como las frutas, vegetales y productos lácteos

¿Pueden las enfermedades dentales tener algún efecto sobre la salud dental en el embarazo?

Cada vez más estudios reportan que existe asociación entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso al nacer. Las mujeres embarazadas que presentan enfermedad periodontal son más propensas a tener partos prematuros y bebes pequeños y de bajo peso.

Numerosos estudios se requieren para determinar cómo la enfermedad periodontal afecta al embarazo. Aparentemente, la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto y otros estudios además sugieren que cuando la enfermedad periodontal empeora durante el embarazo, hay un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro.

¿Qué puedo hacer para asegurarme de tener una buena salud dental en el embarazo?

El mejor consejo para las mujeres en relación al embarazo es que deben consultar al odontólogo para realizarse un chequeo y tratar cualquier problema bucal antes de estar embarazadas. Durante su embarazo, sus dientes y encías necesitan de una atención especial, por lo tanto, deben cepillarse regularmente y utilizar el hilo dental, comer una dieta balanceada y visitar a su odontólogo regularmente para reducir los problemas dentales que acompañan al embarazo.

¿Qué problemas bucales puede desarrollar durante su embarazo?

Los estudios demuestran que muchas mujeres embarazadas experimentan gingivitis del embarazo que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. Los síntomas incluyen encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad. La gingivitis del embarazo ocurre con mayor frecuencia durante el embarazo porque, los niveles hormonales aumentan y por lo tanto, se exagera la manera en que la encía reacciona a la presencia de irritantes en la placa. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis. Al mantener sus dientes limpios, especialmente cerca del borde de la encía, ayudará dramáticamente a reducir o mejor aún prevenir la gingivitis durante su embarazo y como otra recomendación debe sustituir los dulces por alimentos más sanos tales como quesos, frutas frescas o vegetales que son mejores para sus dientes.

Es muy importante que durante el embarazo mantengas una correcta higiene oral y sigas una dieta equilibrada.

Contrariamente a las creencias populares, el bebé no obtiene el calcio de los dientes de su madre. Cuando el bebé necesita calcio, lo obtiene a través de la dieta o de los huesos de la madre, pero nunca de sus dientes.

Tampoco es verdad el dicho popular “cada embarazo me costó un diente”. Si estás desarrollando más caries puede ser debido a:

  1. Un descuido de tu higiene oral con el consiguiente acumulo de placa bacteriana. Las bacterias de la placa dental utilizan el azúcar que comes para producir ácidos que atacaran el esmalte de tus dientes provocando caries.
  2. Cambio de los hábitos dietéticos y horarios. A medida que tu abdomen aumente de tamaño empezarás a comer pequeñas cantidades de comida con más frecuencia por qué en seguida tendrás sensación de saciedad. Debes evitar comer alimentos dulces y/o de consistencia pegajosa (chucherías, zumos envasados, refrescos, bollería…).
  3. Vómitos asociados al embarazo o reflujo del ácido del estómago. El ácido del estómago provoca una erosión del esmalte del diente volviéndolo más susceptible a la caries.

¿Qué debo esperar cuando consulto al odontólogo durante el embarazo?

Primero, debe informarle al odontólogo en el momento en que programa la cita que usted está embarazada. Es mejor programar su consulta odontológica durante el cuarto al sexto mes de su embarazo porque, los primeros tres meses del embarazo son de extrema importancia para el desarrollo de su niño y se puede aumentar la incidencia de presentar complicaciones.

Generalmente, las radiografías, los anestésicos, las medicaciones para el dolor y los antibióticos (especialmente la tetraciclina) no se prescriben durante el primer trimestre, a menos que sea absolutamente necesario. Durante el último trimestre del embarazo, el sentarse por largos períodos de tiempo en el sillón odontológico puede llegar a ser incómodo y hay evidencia de que las mujeres embarazadas pueden ser más propensas a cansarse. Su odontólogo, sin embargo, está preparado para esta situación.

Si usted necesita programar una visita de emergencia, deje al odontólogo saber sobre su embarazo antes de que usted llegue. Discuta cualquier problema, historial sobre abortos pasados y medicamentos que usted esté tomando debido a que éstos pueden influir en cómo su odontólogo atiende sus necesidades. Su odontólogo puede también desear consultar con su médico antes de que se comience cualquier tratamiento. Si usted tiene alguna duda o preocupación, insista en que su odontólogo y médico discutan sus necesidades particulares. Si su odontólogo le prescribe alguna medicación, no exceda la dosificación recomendada por el profesional. Esto incluye la aspirina.

¿La salud bucal puede afectar el embarazo?

Existen cada vez más pruebas que sugieren una relación entre la enfermedad de las encías y los nacimientos prematuros y de bebés por debajo del peso normal. Las embarazadas que padecen enfermedad de las encías tienen más probabilidades de dar a luz a un bebé prematuro o muy pequeño. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para confirmar de qué manera la enfermedad de las encías afecta el embarazo. Aparentemente, esta enfermedad causa niveles altos de fluidos biológicos que inducen el parto. Los datos también sugieren que cuando ésta enfermedad empeora durante el embarazo, existe mayor riesgo de que el bebé sea prematuro.

¿Por qué me duelen las encías?

Los cambios hormonales que acompañan al embarazo favorecen la aparición de gingivitis.

La gingivitis es una inflamación y enrojecimiento de las encías que puede provocar dolor generalizado de la boca y una mayor tendencia al sangrado. Los problemas de las encías aparecen a menudo durante el segundo mes del embarazo, suelen ser máximos en el octavo mes y mejoran tras el parto. Si antes del embarazo ya tenías problemas gingivales o enfermedad periodontal probablemente se agraven.

Durante el segundo trimestre también puede aparecer un “granuloma del embarazo”. Es una lesión abultada localizada en la encía y que sangra con facilidad. La mayoría disminuyen de tamaño o desaparecen tras el parto.

Los cambios hormonales del embarazo no podemos controlarlos pero sí está en tu mano eliminar el resto de factores que provocan gingivitis y que son principalmente: la placa dental (hay que limpiar cada día los dientes) y el sarro (deberás realizar una limpieza de boca con tu odontólogo).

¿Representan algún peligro el tratamiento dental o las radiografías durante el embarazo?

Durante el primer trimestre se suelen realizan sólo tratamientos de urgencia, ya que es durante el primer trimestre cuando se van a formar las estructuras principales, tales como el Sistema Nervioso Central con el cerebro, el corazón y el Sistema Vascular, etc…

El segundo trimestre suele ser el momento ideal para realizar cualquier tratamiento dental, no existiendo ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. El odontólogo usará fármacos anestésicos que no afectaran a tu bebé.

El examen radiográfico es un importante instrumento diagnóstico y de seguimiento de algunos tratamientos dentales. El haz de rayos radiográficos no va dirigido hacia el abdomen y la cantidad de radiación que se produce es pequeña, por lo que podrán realizarse radiografías dentales durante el embarazo siempre y cuando se ponga un delantal de plomo que cubra el abdomen de la embarazada y proteja al bebé.

En el último trimestre del embarazo puede resultar molesto el permanecer sentada en el sillón dental durante un período prolongado de tiempo y es por ello que se procura evitar la realización de tratamientos largos, aunque no existe inconveniente en practicar tratamientos dentales. El dentista se ocupará de que el abdomen no dificulte el retorno venoso de tus piernas.

No está recomendado el uso de óxido nitroso durante el primer y tercer trimestres del embarazo ya que podría estimularse la musculatura uterina y favorecer la aparición de abortos espontáneos, durante el primer trimestre, y la aparición de contracciones con riesgo de parto prematuro, durante el tercero. Si existen antecedentes de partos prematuros debe evitarse el tratamiento dental durante los últimos meses.

¿Te ha parecido útil este contenido? Déjanos tu valoración.

publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.