fbpx
Logo Identis

Avda. María Cristina 10-12

Junto a Plaza del Ayuntamiento
46001, Valencia, España
[email protected]
963 923 919 / 619 765 723

Horario:
Lunes – Viernes: 09:00 h. – 20:00 h.
Sábados: 09:00 h. – 13:00 h.


Responsable de los datos: Clínica Dental Mª Cristina, SL. Finalidad de los datos: Envío de newsletter con noticias y ofertas. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Mailchimp®. Derechos: En cualquier momento podrá desuscribirse de nuestra base de datos haciendo clic en el botón "Darme de baja" ubicado al pie de cada newsletter.

Salud bucodental del bebé

  /  Salud dental   /  Salud bucodental del bebé

¿Qué es la Caries infantil?

La caries dental es la enfermedad infecciosa más común de la niñez. Entre los niños de dos a cuatro años de edad, casi un quinto de ellos tiene una caries que no a sido tratada por el odontopediatra.

¿Son importantes los dientes de leche?

Los dientes temporales, comunmente conocidos como “de leche”, son muy importantes ya que permiten el correcto desarrollo de los niños y sus estructuras dentofaciales. Los niños tienen 20 dientes de leche que comienzan a salir sobre los 6 meses de edad y continúan saliendo hasta los 2 años de edad del niño.   Los dientes de leche son esenciales para una buena nutrición, el desarrollo de lenguaje, la autoestima y son los marcadores de posición para los dientes permanentes.

¿Hay que tratar la caries en los dientes de leche?

Las caries en los dientes de leche no son sólo una enfermedad que ha de tratarse sino que para muchos niños las caries pueden ser severas y pueden afectar la masticación y actividades como comer, dormir, hablar, jugar y estar preparado para la escuela.

¿Cómo debo cuidar los dientes de mi hijo?

Comience aun antes de que los dientes le hayan salido. Usted puede habituarse a limpiar las encías de su bebé con una toallita suave húmeda después de que su bebé se alimente.

Cuando los dientes aparezcan, comience a usar un cepillo de dientes para niños de cerdas suaves dos veces al día. En niños en edad preescolar use un poquito de crema dental con fluoruro. No cubra el cepillo con crema dental, el tamaño de un grano de arroz es suficiente. Los niños pequeños tienden a tragar la mayor parte de la crema dental y la ingestión de demasiada crema con fluoruro puede ocasionar manchas permanente en sus dientes.

¿La dieta tiene una influencia importante en los dientes de mi niño?

Sí. La saliva en la boca puede limpiar los dientes pero necesita tiempo para actuar. Un niño que continuamente toma bocadillos, zumos, dulces o comidas pegajosas durante el día nunca le da oportunidad a la saliva para limpiar los dientes.

La leche y zumos tomados a partir de biberones pueden crear problemas especiales: cuando el líquido de la botella permanece en contacto con los dientes durante un tiempo muy largo se forman caries en los dientes rápidamente. Nunca acueste a un niño con un biberón a menos que éste contenga solamente agua. No permita que su niño camine de día de un lado a otro con un biberón y, a partir del año de vida, enséñele a usar una taza cuando quiera beber.

¿Chuparse el dedo gordo es malo para mi niño?

Es normal que los niños se chupen el dedo gordo, los dedos o un chupete.

Muchos niños suelen dejar este hábito por si solos sin que esto haga daño alguno a sus dientes. Si su niño todavía tiene el hábito de chupar después de los 2 años informe a su odontopediatra, quién podrá fijarse bien si hay algún problema a medida que los dientes se desarrollan.

Una buena higiene oral es lo más importante para evitar la caries y las enfermedades de las encías.

Cuanto antes empieces con la higiene bucal en tu bebé mejor.

Durante los primeros meses de vida, el bebé se encuentra en una fase oral pasiva y disfruta del masaje y manipulación de su boca.

a. Limpieza de encías.

Comenzar la limpieza de las encías desde el nacimiento, una vez al día, aprovechando el momento del baño. Utiliza una gasa húmeda, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona.

b. Desde la aparición del primer diente de leche.

Alrededor de los 6 meses de edad, hay que comenzar con la higiene bucal 2 veces al día, cuando se produzca la erupción del primer diente de leche.

¿Cuándo? Por la mañana y por la noche.

¿Cómo? Utiliza una gasa, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona para limpiarle dientes, encías, lengua,cachetes y paladar.

c. Niños de 1 año o más.

Realiza la higiene bucal con un cepillo dental del tamaño de su boca.

Si tu bebé no se despierta a comer durante la noche ni come dulces, puedes realizar el cepillado solo con agua. En caso contrario, debes usar pasta dental de 1000ppm de flúor en cantidad “granito de arroz”.

d. Cuando le hayan salido las muelas.

Pasar el hilo dental entre las zonas de contacto entre las muelas antes de dormir. Puedes usar un hilo dental con cera o si lo ves complicado, utiliza posicionadores de hilo (flossers).

¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la aparición de caries?

1. Higiene dental adecuada.

2. Medidas dietéticas.

Disminuir la frecuencia de la exposición a los azúcares (no es tan importante la cantidad, sino el número de veces que se ingiere).

Evitar alimentos que se peguen a los dientes (caramelos blandos, chicles…) ya que permanecen más tiempo en contacto con los dientes favoreciendo, aún más la aparición de caries.

En los lactantes, evitar el contacto prolongado de los dientes-encías con la tetina de los biberones, no dar biberones nocturnos o en la siesta; no endulzar chupetes con miel o sustancias azucaradas y no ofrecer zumos de frutas en el biberón.

Los alimentos más cariogénicos y por lo tanto a limitar su consumo serían: Frutas cocidas, en almíbar o enlatadas. Mermeladas y confituras. Pasteles, bollería, churros, turrones, chocolate, caramelos, chicles con azúcar, helados, miel.. Bebidas refrescantes, zumos no naturales, leche condensada, azucarada, chocolateada.

3. Fluoración

Es la medida más eficaz. El flúor aumenta la resistencia del esmalte, remineraliza las lesiones incipientes y contrarresta la acción de los microorganismos responsables de la caries.

– Modos de administración:

Sistémico: es el que se ingiere. Básicamente actuará en los dientes en formación, aunque como se ingiere por la boca también tiene un cierto efecto tópico. La medida más eficaz sería la de la fluoración del agua de consumo, con ella se reduciría la incidencia de caries hasta en un 50%.

Local o tópico: es el que se aplica exclusivamente en los dientes y luego se expulsa (dentífricos, colutorios y por el odontólogo: geles, barnices).

4. Selladores

Aplicados por odontólogos, es la medida más eficaz para evitar caries de fositas y fisuras de las superficies oclusivas de los dientes que estén sanos o tengan caries incipientes.

Está indicado en los primeros molares permanentes que aparecen entre los 6-7 años y en los segundos molares permanentes que aparecen en torno a los 12 años. También aunque como prioridad secundaria, se sellarían los premolares definitivos en niños con alto riesgo de caries.

Salud bucodental del bebé
¿Te ha parecido útil este contenido? Déjanos tu valoración.

publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.